La práctica deportiva se convierte en un instrumento educativo cuando desarrolla actividades a la medida de cada participante, integrando y respetando la diversidad y, ayuda a consolidar hábitos deportivos y de salud.

[powr-photo-gallery id="6b541258_1598628548302"]

Por tanto, se trata de un intento serio y sistematizado para CONSEGUIR los siguientes objetivos:
• Aumentar el NIVEL en los “aspectos físicos, técnicos, tácticos, de mentalidad deportiva y de comportamiento”.
• Impulsar la CREATIVIDAD en el “juego” y el “aprendizaje de las diferentes habilidades”.
• Promover el RESPETO hacia los “compañeros”, los “contrarios”, el “entrenador” y favorecer el establecimiento de relaciones sociales.
• Potenciar “actitudes de esfuerzo” y “habilidades relacionadas con el deporte” (higiene, horarios, material,...).