El COLEGIO BILINGÜE OXFORD contribuye a la formación integral de los estudiantes para que sean capaces de tomar decisiones libres, responsables y autónomas; de un compromiso cristiano y humanista; de comprender y aplicar creativamente los saberes; de desarrollar sus competencias emocionales y afectivas, de amarse y expresar el amor en sus relaciones interpersonales; de interactuar significativamente e interpretar mensajes con sentido crítico; de desarrollar y expresar creativamente su sensibilidad; de valorar, desarrollar y expresar armónicamente su corporalidad; y de asumir un compromiso solidario y comunitario que les permita ser unos verdaderos ciudadanos universales, sanos felices y prósperos. En Oxford School edificamos valores.

Valores en el Colegio Bilingüe Oxford
“La educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica y a los demás bienes y valores de la cultura. La educación formará al colombiano en el respeto a los derechos, a la paz y a la democracia; y en la práctica del trabajo y la recreación, para el mejoramiento cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente. El estado, la sociedad y la familia son responsables de la educación…” - (Art. 67 de nuestra Constitución Política).

Responsabilidad: Responsabilidad viene de responder, es decir que cada persona debe enfrentar con valor las consecuencias de sus propias decisiones y responder por ellas. El ejercicio de esta virtud forma personas rectas y dignas. Honestidad: El respeto a uno mismo al igual que a los demás, el ser honesto cosiste en ser original, real verdadero, ser una persona pura, ética. Este es uno de los valores más importantes del ser humano es una de las cualidades más gratas que puede llegar a tener.
Lealtad: La lealtad tiene que ver con el sentimiento de fidelidad que nos inspiran las personas y las ideas con las que nos identificamos, con un alto sentido de compromiso. Tolerancia: La tolerancia es la expresión más clara del respeto por los demás, y como tal es un valor fundamental para la convivencia pacífica entre las personas. Tiene que ver con el reconocimiento de los otros como seres humanos.
Respeto: El respeto es la base fundamental para una convivencia sana y pacífica entre los miembros de una sociedad. Para practicarlos es preciso tener una clara noción de los derechos fundamentales de cada persona. Respetar es saber vivir. El respeto comienza con la urbanidad, la finura en la relación con nuestros semejantes.

Solidaridad: La solidaridad es la unión de dos o más personas para colaborar por un fin común.La solidaridad implica afecto: la fidelidad del amigo, la comprensión del maltratado, el apoyo al perseguido, la apuesta por causas populares o perdidas, todo eso puede no constituir propiamente un deber de justicia, pero si es un deber de solidaridad.

Bondad: La bondad es la disposición permanente a hacer el bien, de manera amable, generosa y firme. Las personas bondadosas sienten un gran respeto por sus semejantes y se preocupan por su bienestar.

Amistad: Los que son amigos se requieren y aceptan sin condiciones, tal como son, sin que esto quiera decir que sean cómplices en todo o que encubran mutuamente sus faltas.Un amigo de verdad siempre tendrá las puertas abiertas para un amigo y no lo abandonará ni se alejará de el en los tiempos difíciles.

Gratitud: El agradecimiento surge cuando una persona se siente en deuda con otra porque le ha procurado algún bien, le ha prestado un servicio o le ha hecho algún regalo. La gratitud y el reconocimiento son los mejores regalos que puede recibir una persona en cualquier época y lugar del mundo.

Equidad: La palabra equidad significa igualdad, por lo tanto, exactitud, equilibrio, imparcialidad. La igualdad es el ánimo para el juicio recto.
Espiritualidad: Está relacionado con los procesos de trascendencia, solidaridad y respeto a las tradiciones y creencias religiosas. Esta dimensión permite comprender los mecanismos para posibilitar el contacto del ser humano con el universo y su totalidad, permite comprender la ubicación personal e identificar el papel o rol que le corresponde vivir. En nuestra institución la espiritualidad se inspira en la religión católica y resalta la vida humana como valor fundamental e imagen de Dios.